Esta es la historia de un león que que andaba perdido en plena sabana africana.


Llevaba ya más de 20 días caminando de un lado para otro y no encontraba a los suyos. Tenía hambre y sed, pero también tenía mucho miedo al verse solo.

Por fin, divisó un estanque de agua fresca y rápidamente corrió hacia él con todas sus fuerzas. Estaba muerto de sed y necesitaba a toda costa tomar un poco del líquido vital.

Sin embargo, al llegar a la orilla, vió sobre las aguas la imagen de un león sediento y entonce se retiró.

«El estanque ya tiene dueño» pensó.

Esa noche se quedó cerca de allí, pero no se atrevió a volver al estanque. Si aparecía el león que era dueño del lugar, seguramente lo atacaría por meterse con su propiedad y él no estaba en condiciones de enfrentarse a nadie.

Pasó un día y el sol quemaba.Ya era tanta la sed que tenía, que no aguantaba más y decidió arriesgarse:
Se acercó cautelosamente al estanque y al llegar a la orilla vió de nuevo al león, pero tenía tanta sed que no le importó y metió la cabeza para beber el agua fresca.

Justo en ese momento, el otro león desapareció:

¡Había estado viendo solo su reflejo!

Así son los miedos, desaparecen cuando los enfrentamos🔝

———————————–

Y tú, ¿te atreves a dar el paso? 😉

Llámame o escríbeme y te REGALO la primera sesión
(online o presencial)

#coaching_vital #valores #soltandomiedos #cumpliendosueños

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies